Origen y Evolución de la Función del Oficial de Cumplimiento

0
137

A través de los años veinte se prohibió a nivel nacional la producción, venta, transporte, procesamiento y consumo de licor en EE.UU. con el fin de prevenir los efectos nocivos del consumo de alcohol en la sociedad. Al mismo tiempo emergieron bandas del crimen organizado que se dedicaron al contrabando y a la comercialización ilegal de licor, generando cuantiosas ganancias de origen ilícito. A esta época se la conoce en inglés como Prohibition.

Mafias como la de Al Capone se vieron en la necesidad de utilizar una red de lavanderías para insertar el dinero ilegal en el sistema financiero y justificar sus ganancias, dándole una apariencia legítima. Se dice que de allí viene el término «lavado de dinero». Al no contar con un marco legal para perseguirlos por lavado de dinero, puesto que para entonces no era un delito, las autoridades federales enfocaron sus esfuerzos en enjuiciarlos y confiscar sus fortunas por delitos conexos como la evasión de impuestos. Sin embargo, bastaba ponerse al día con los impuestos para acabar el delito.

Disposiciones Legales

No fue sino hasta 1970 cuando se promulga en EE.UU. la Ley de Secreto Bancario (BSA, por sus siglas en inglés) cuyo principal objetivo es la prevención de la legitimación de capitales provenientes de actividades ilícitas a través del sistema financiero estadounidense.

Entre otras disposiciones, la Ley de Secreto Bancario exige la cooperación de las instituciones bancarias con las autoridades federales mediante la implementación de ciertos controles, siendo unos de los principales—el informe de transacciones en efectivo (CTR, por sus siglas en inglés) que consiste en reportar al gobierno federal transacciones en efectivo iguales o mayores a diez mil dólares. Por su parte, el oficial de cumplimiento es principalmente responsable de implementar y administrar políticas y controles para prevenir el lavado de dinero.

Posteriormente, entre los años ochenta y noventa, EE.UU. promulgó nuevas leyes que apuntalan e incrementan la base legal para combatir el lavado de dinero y la venta de drogas. La nueva legislación incluye: Money Laundering Control Act (1986), Anti-Drug Abuse Act (1988), Annunzio-Wylie Anti-Money Laundering Act (1992), Money Laundering Suppression Act (1994) y Money Laundering and Financial Crimes Strategy Act (1998).

No fue sino hasta 2001, cuando el Congreso de EE.UU. en respuesta a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, promulgo la ley USA PATRIOT Act, que modifica la Ley de Secreto Bancario e introduce agresivas reformas para luchar de manera más eficaz contra el lavado de dinero e incluso la prevención del financiamiento de actividades terroristas.

Después del 11 de septiembre de 2001

A partir de entonces, la función del oficial de cumplimiento cambió drásticamente, convirtiéndose en una persona clave dentro de cada institución para asegurar la cooperación en la lucha contra el crimen financiero. Ahora es uno de los principales responsables de la efectividad de los programas de ALD. El oficial de cumplimiento es responsable de compartir discrecionalmente información transaccional de manera confidencial mediante reportes de operaciones sospechosas (ROS) que se manejan en colaboración con la Red Contra los Delitos Financieros (FinCEN, por sus siglas en inglés), la agencia federal de control de delitos financieros en EE.UU.1

Paralelamente, en el ámbito internacional existen controles similares que son implementados principalmente en Europa y Asia, convirtiendo a la figura del oficial de cumplimiento en un estándar internacional. Por ejemplo, la Recomendación 18, numeral 3 de las 40 Recomendaciones del GAFI,2 hace expresa referencia a la necesidad de designar a un oficial de cumplimiento.

Durante la primera década del siglo XXI, el rol del oficial de cumplimiento como administrador y responsable del programa de ALD se enfocaba en la implementación de políticas y controles como la debida diligencia, monitoreo de transacciones, entrenamiento al personal, y los ROS. El perfil de un oficial de cumplimento era una mezcla de conocimiento de las leyes y regulaciones aplicables, y en el caso de EE.UU., del dominio del Manual de Inspección Contra el Lavado de Dinero/Ley de Secreto Bancario3 emitido por el Consejo Federal de Inspección de Instituciones Financieras (FFIEC, por sus siglas en inglés). Este manual sirve de guía para los examinadores y los oficiales de cumplimiento para cumplir con estándares mínimos establecidos por las diferentes agencias regulatorias bancarias del país.

El oficial de cumplimiento también debía tener un instinto investigativo y conocimiento de las múltiples tipologías usadas por los criminales para evadir controles y legitimar activos. Adicionalmente, el desarrollo y la promulgación de regulaciones que formaron los nuevos requerimientos legales de la ley USA PATRIOT Act tomaron tiempo en implementarse. El referido manual del FFIEC fue reformado en varias oportunidades entre los años 2006 y 2014, y a su vez, esto fue una curva de aprendizaje para reguladores, instituciones y los oficiales de cumplimiento.

Durante el Siglo XXI

Durante la segunda década el siglo XXI, el rol del oficial de cumplimiento se va transformando y tornando hacia la administración de riesgo y el uso de la tecnología, mediante el uso de procesos cuánticos y estadísticos para contar con un verdadero programa de ALD basado en riesgo. Los modelos pasan de ser estáticos a dinámicos, los sistemas de monitoreo comienzan a utilizar mejores y más sofisticadas métricas cuantitativas y cualitativas de riesgo, en lugar de reglas basadas en tipologías clásicas para la detección de patrones y tendencias que indiquen la presencia de actividades inusuales y potencialmente sospechosas, así enfocando el esfuerzo principalmente en clientes y cuentas con un perfil de riesgo mayor.

No es casualidad que la en la mayoría de las jurisdicciones en el mundo requieran que el oficial de cumplimiento tenga un nivel sénior dentro de la organización, y que su línea de reporte garantice una su función libre de conflictos de interés. Al mismo tiempo debe rendir cuentas y mantener contacto directo con las más altas autoridades y responsables de la organización para la que trabaja.

En la Actualidad

A finales de la segunda década y comienzos de la actual, el oficial de cumplimiento se ve en medio de una ola de cambios tecnológicos. Los términos como inteligencia artificial (IA) y machine learning son cada vez más comunes y comienzan a ser implementados como parte de los programas de ALD por su alta efectividad y potencial para reducir costos a mediano y largo plazo, toda vez que aumenta la efectividad de los controles y promete reducir el factor humano.

El rol del oficial de cumplimiento en consecuencia evoluciona nuevamente y de forma agresiva para convertirse no solo en un profesional con dominio de las leyes y regulaciones aplicables, conocimiento profundo de los productos, servicios, canales de sus instituciones y de los mercados a los que sirve, sino que además debe participar activamente y tener destrezas en nuevos campos que muy probablemente no se requerían hace 15 años.

El oficial de cumplimiento de hoy debe conocer de:

  • Manejo de procesos de evaluación de riesgos de ALD
  • Determinación de la exposición de riesgo de su institución
  • Evaluación de controles del programa de ALD para mitigar y prevenir el lavado de dinero
  • Determinación de la capacidad de riesgo por parte de la institución
  • Establecimiento del apetito de riesgo
  • Desarrollo de modelos de riesgo y de monitoreo de ALD
  • Validación y calibración de modelos de riesgo

Aunque generalmente el oficial de cumplimiento estará asistido por expertos analíticos de riesgo, su participación en todos estos procesos es vital en su condición de experto de ALD. Por lo tanto, su conocimiento deber ser lo suficientemente profundo e integral para poder tomar decisiones adecuadas.

Adicionalmente, la administración de riesgo requiere de la implementación y uso de sofisticados sistemas, e igualmente, a pesar de contar con el apoyo de especialistas en informática y de administración de sistemas, su conocimiento experto de ALD es crítico para asegurar el desempeño de dichos sistemas.

Por otra parte, dependiendo del tamaño de la institución y de la sofisticación de sus productos y servicios, el oficial de cumplimiento debe tener altos principios éticos y morales. También debe tener dotes gerenciales y comunicacionales para tratar con empleados, pares, alta gerencia, auditores y reguladores, así como también para gerenciar procesos, proyectos, presupuestos, personal, y promover una sana y robusta cultura de cumplimiento que mantenga al personal informado y debidamente capacitado.

Conclusión

La actual pandemia del COVID-19 ha acelerado la transformación del mundo y de cómo hacer negocios. El trabajo remoto, el comercio electrónico masivo, las monedas virtuales o criptomonedas, blockchain, y otros avances tecnológicos comunicacionales y financieros, ya no son cosas del futuro; son ahora parte del presente y van a una velocidad sin precedentes, así como las nuevas tipologías de crimen financiero que siempre le llevan la delantera a los controles de ALD.

Del oficial de cumplimiento siempre se espera la proactividad, la anticipación, la capacitación, la seguridad, y el control de la gestión del riesgo a su cargo. Basta con comparar una descripción de cargo de un oficial de cumplimiento en el año 2005 a una en 2021, así como el nivel salarial, para entender la importante evolución que ha tenido esta función que va más allá de las instituciones financieras. Los próximos años serán de cambios mucho más profundos a nivel global y el oficial de cumplimiento deberá estar listo. Necesitará de una balanceada mezcla de experiencia y conocimiento a la medida de la institución a su cargo, que de igual manera van en constante evolución.

Juan Carlos Ariza, CAMS-FCI, vicepresidente sénior, gerente de cumplimiento y antilavado de dinero, asesoría financiera, Amerant Bank

El presente artículo refleja puntos de vista estrictamente personales de su autor y no representan la posición o política oficial de su empleador. Adicionalmente, este artículo no contiene ni pretende hacer ofertas o recomendaciones en productos de inversión de ninguna especie.

  1. Financial Crimes Enforcement Network, https://www.fincen.gov/
  2. «Recomendación 18: Controles internos y filiales y subsidiarias», CFATF-GAFIC , https://www.cfatf-gafic.org/es/documentos/gafi40-recomendaciones/424-fatf-recomendacion-18-controles-internos-y-filiales-y-subsidiarias
  3. « Manual de Inspección Contra el Lavado de Dinero/Ley de Secreto Bancario» Federal Financial Institutions Examination Council, https://bsaaml.ffiec.gov/docs/manual/BSA_AML_Man_Spanish_2014_v2_CDDBO.pdf

The post Origen y Evolución de la Función del Oficial de Cumplimiento appeared first on ACAMS Today.